Maullaba desesperada en el interior de un motor. Su suerte fué que el conductor tenía sensibilidad y no dió al contacto.

Nos costó sacarle, tenía mucho miedo, pero  una vez en la mano ya no se oía otra cosa que su ronroneo de tranquilidad.

Es chiquitita, jovencita y con muchas ganas de que la quieran y le den seguridad.

23/06/11



Deja un comentario

Colaboradores

www.thelaundrystop.es
www.dismon.es
www.larmeler.com
www.sos-sagunto.org/contacto
www.lafabricadebelleza.es
www.cresmo.es.tl
Clínica Veterinaria Paco Monferrer
http://educotuperro.com
http://oasisgarden.net
http://clinicaveterinariacalzada.blogspot.com.es
www.adiestracastellon.com